El mejor skate del mundo con el mejor diseño de skateparks del mundo

El diseño de skateparks es el primer paso para tener el mejor skate del mundo

Un skatepark es un parque destinado a deportes como el skate, el patinaje, el BMX o el scooter freestyle. El diseño de los skateparks actuales es cada vez más complejo y su construcción  es cada vez más difícil. Por todo ello, han surgido en los últimos años muchas empresas dedicadas exclusivamente al diseño y a la construcción de skateparks. En el diseño de los skateparks hay que tener en cuenta muchos factores, por ejemplo las necesidades de los skaters, la creación de caminos de paso entre los distintos espacios, tener un buen sistema de drenado en las superficies, estudiar las distancias y las alturas para obtener unos recorridos adecuados.

Un skatepark está formado por varias estructuras destinadas a la realización de los trucos o saltos de los skaters, como por ejemplo: existen barandillas, boxes, pirámides, escaleras o rampas.

Los elementos anteriores combinados entre sí dan como resultado un sinfín de variedades de parques en los que poder disfrutar de varios saltos y recorridos diferentes para practicar tu deporte favorito: el skate.

En última instancia se trata de combinar tres elementos: uno la energía cinética (la que desprende tu cuerpo en movimiento); dos la energía potencial, que es la que adquiere un cuerpo que se sitúa a una altura concreta desde el suelo; y en tercer y último lugar la fricción cuando se mueven los skaters respecto al aire.

Estos factores, cuidadosamente estudiados configurarán exactamente cuánto de altas serán las rampas, que separación se requiere entre ellas y donde deben colocarse las piezas centrales o “de transición” para pasar de un módulo a otro de la pista.

En un skatepark bien construido, el roller o skater fluye sin esfuerzo de una rampa a otra, siguiendo un curso natural prediseñado por la empresa.

Sin embargo, en un skatepark que no esté bien proyectado, el roller o skater se debe esforzar demasiado para subir las rampas o debe frenar al bajar otras, o  hacer giros imposibles o bruscos para encararlas. Este tipo de situaciones no deseadas dan a entender que no está bien construido el skatepark. Las pendientes de las rampas no son las adecuadas o no se ha medido bien la separación, o la altura es excesiva o excesivamente poca. Es decir, lo que debía ser un ejercicio maravilloso y divertido pasa a convertirse en un peligro para el que lo practica e incluso para el público que lo esté viendo.

Lo más importante para un buen diseño de skateparks es disponer de un sitio adecuado. Las instalaciones  de un skatepark requieren de bastante espacio. Después contar con una empresa con experiencia en el sector, que nos de una buena garantía en los servicios ofertados y que sobre todo cuente con personal especializado.

No Comments

Post A Comment